Consuelocity.com - Palabras de Vida
ENTRE LAS GRIETAS
Por DAVIS A. GUERRERO en 7/10/2012 0 comentarios
reflexiondeldia.rd@gmail.com

Esta mañana, mientras hilvanaba el tema sobre el cual escribir, bajé la vista y observé detenidamente el teclado de mi computador, recordando que tenía algunas semanas sin hacerle una limpieza profunda. Al tomar un pedazo de servilleta, lo pasé entre las teclas, saliendo bastante sucio... aunque para serte honesto, más de lo que esperaba. Esta acción me hizo recordar algo sobre principios de construcción.

Si te fijas bien, por cada bloque que coloques a lo largo de un trecho, tendrás la misma cantidad de juntas o grietas que los bloques, menos una. Si situaras una segunda línea de bloques paralela a la anterior, tendrás otra junta por cada bloque... y así sucesivamente. Cada junta, aún usando el mejor de los materiales, es un punto débil de la estructura que coloques. Mientras más débil sea el material usado (o no exista alguno), más posibilidades que la suciedad y humedad corroan el arreglo. Mientras más grandes los bloques y más profundas las juntas, más difícil será dar mantenimiento a la estructura y, por tanto, más propensa a perder su integridad.

Pensaba cómo a todos nos pasa similar a mi teclado y a las diversas construcciones: dejamos que, entre las grandes etapas, eventos o "bloques" que experimentamos, se formen pequeñas grietas de emociones, deseos, intenciones; rencores, malos pensamientos, insatisfacciones; tareas inconclusas, entre otras, que van corroyendo la gran obra llamada VIDA. Un problema básico es que pensamos que las pequeñas cosas no hay que prestarle tanta importancia, porque "lo importante es ver el cuadro completo". Más temprano que tarde, esas "insignificantes" grietas terminan debilitando lo que hemos construido y, más que seguro, destruyéndolo.

Cuidado con lo que acumulas o dejas crecer entre las grietas, porque se podría comprometer la integridad de tu estructura personal, profesional, emocional o espiritual. Decídete a resolver tus pequeñas cosas pendientes.

Mateo 5:23-24
Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

Agregue su comentario aqui
500
Nombre Ubicación
Esta es la opinión del lector, no de Consuelocity. No está permitido difamar ni injuriar. Consuelocity.com se reserva el derecho de eliminar comentarios ofensivos. Sólo se permiten hasta 500 caracteres. Se recomienda no escribir todo el mensaje en mayúsculas. El lector acepta los documentos Términos de Uso y Política de Privacidad de Consuelocity.com.